El año arranca con una tendencia extraída de varias subculturas que tienen que ver con mundos estrambóticos y con lenguajes oscuros, en lo que a su inspiración se refiere. Algunas texturas y tonos muy fuertes que hablan de una temporada que, contraria al 2016, ya no busca la serenidad y la tranquilidad en su paleta de color, sino que parece un maremoto de emociones. El 2017 se ve un poco negro y la incertidumbre que ronda en el ambiente se traduce en tonos muy dominantes y con mucha personalidad.

EL TONO SANGRE

De los colores que entra a escena esta temporada y sigue para la primavera 2017, y que también tiene que ver con los tiempos revueltos que vive por estos días el mundo, es el “sangre”. Un rojo intenso pero oscuro que viene a complementar la gama de vinos de la estación otoñal y que, en su definición más prosaica, y de acuerdo con los nombres que reciben en la carta de color usada, se habla de un “tender kill” y de un “gore gala”. Es decir, el rojo en su expresión “más sangrienta”, pero en su estado más energético.

Aquí aparecen texturas con mucha personalidad como paños y cueros y siluetas retro que rescatan las formas exageradas de los años 80, su opulencia, sus texturas trabajadas y su marcado gusto por los hombros y la cintura. Los colores son fuertes y las formas son exageradas en un regreso por una filosofía maximalista de “más es más” y es bello.

UÑAS “MACABRAS”

La respuesta de la moda en uñas para estos tonos de temporada tan fuertes, es una inspiración en un mundo macabro, sórdido y con tintes góticos, donde los personajes que emulan son sacados de estos contextos. Morticia Addams y Jhonny Deep, en su papel en Sombras tenebrosas, aparecen para dejar huella en los motivos con los que se dibujan las manos.

Los looks de las uñas, que llegan hasta los dedos, se acentúan con azules intensos que se mezclan con otras gamas de azul (las mismas usadas en la moda) para lograr efectos de tinta, brillantes o de sangre goteando. Otras vienen con escarcha, con mucho brillo, o en apariencias tornasoladas que llegan a mezclar las diferentes tonalidades de azules y aguamarinas.

Por otro lado, el tono hueso y sus formas orgánicas crean un efecto muy interesante sobre las uñas para plasmar esta tendencia macabra.

 

ADQUIERE ESTA COLECCIÓN

Relacionados
0

Buscar en masglo.com Escribe y presiona Enter